Toldos, pérgolas, sombrillas; encuentra la sombra perfecta para este verano.

Toldos, pérgolas, sombrillas; encuentra la sombra perfecta para este verano.

Es el momento de disfrutar del verano. Nada mejor que sacar todo el partido a tu terraza yo jardín para poder mitigar las altas temperaturas al aire libre en el espacio exterior de tu casa. Para ello puedes tener en cuenta ciertos elementos que te van ayudar en la tarea de que esa zona pueda adaptarse a las altas temperaturas y sea perfectamente útil incluso en días de alta temperatura. Para “vestir” tu terraza y jardín de manera elegante y práctica vas a encontrar en el mercado una amplia variedad de opciones que te permitirá el pleno aprovechamiento de los espacios exteriores. Hablamos de toldos, sombrillas, pérgolas y otras estructuras similares. De esta manera será posible disponer de una excelente zona de sombra en la que celebrar almuerzos al aire libre sin la molestia de un sol directo sobre tu cabeza.

Las carpas cenadoras van a permitirte crear en tu jardín o terraza un espacio acogedor en el que proponer una cena o almuerzo cómodo y muy atractivo. Son muy versátiles y te permiten una decoración personalizada con luces u otros elementos que den un toque muy singular al resultado. Será un rincón singular y cómodo al que podrás sacar mucho partido, casi como una habitación extra. Sus medidas son muy diversas, para que puedan adaptarse al espacio del que dispongas. Es importante que sea impermeable para que puedas usarlo incluso en días de lluvia inesperada. Otra característica que debes buscar es un fácil montaje sin muchas complicaciones que puedas realizar tú mismo. Por lo general se trata de estructuras metálicas a base de tubos de acero que ensamblan entre sí. También cumplen una función de aislamiento e intimidad con respecto a los vecinos.

Las sombrillas o parasoles, de múltiples medidas, sistemas de despliegue y formas, así como de alturas y sujeciones. La variedad de colores te permitirá combinarlas con el resto de mobiliario exterior o incluso con el tono de paredes de la casa. Son elementos que plegados resultan fáciles de guardar, ya que su peso cada vez es menor por el avance en los materiales, o de disimular en el espacio exterior. Durante su función disponen de sistemas rotatorios y de torsión para que puedas amoldar su superficie a la posición del sol. Pueden ser rectangulares, poliédricas, redondas... por lo que el gusto del usuario siempre va a estar cumplido. Es importante que la tela sea resistente y que su transpirabilidad permita que la luminosidad sea eficiente, al tiempo que la sombra resulte agradable.

Las velas de sombra permiten un toque muy moderno y actual a tu porche o patio, Se trata de estructuras fabricadas en material impermeable que resultan muy resientes a la lluvia y los elementos y que vienen tratadas contra la corrosión o el moho. Es más fácil de colocar que un toldo tradicional y su resistencia a los rayos UV es muy alta. Se extiende y retira con facilidad, incluso de manera automática y aunque se recomienda la intervención de un profesional hay manitas que incluso los colocan ellos mismos.

Pero si eras mas clásico, puedes inclinarte por el toldo de toda la vida, que es lo mas usual en un porche, aportando sombra y no solo dotando al jardín de una zona reservada sino que protege a la fachada del calor de la incidencia de los rayos de sol directos sobre ella. El toldo aporta frescura al interior de la casa ya que no se calentará como si estuviera totalmente desprovista de esta protección. Cuentan con  brazos articulados que  permiten su apertura y cierre de manera cómoda. Suelen estar trabajados en aluminio.

Por último, las pérgolas  con su estructura  estable y duradera son un producto muy duradero y resistente que ajusta la sombra muy bien a las necesidades del espacio, gracias a sus rieles.